lunes, enero 22, 2007

Lo que le falta a Occidente en la guerra contra el islamismo

El problema con la guerra de Irak. Bush Jr. hizo la guerra por las razones correctas, pero luego alegó las razones equivocadas para justificarla. En los viejos tiempos EUA aduciría defensa nacional para hacer la guerra. Hoy día la justifican diciendo que es que hay que llevar la democracia a los iraquíes, lo cual es una tontería.

La guerra con Afganistán estaba plenamente justificada, porque tenía un gobierno que escondía y protegía a enemigos de EUA responsables de 3 mil muertos allí, y que volverían a atacar. Por esta misma razón es que originalmente se hizo la guerra a Irak, aparte de la sospecha muy fundada que había de que en Irak se estaban cocinando armas de destrucción masiva. Al no encontrar la evidencia de armas de destrucción masiva, alguien sugirió que, después de todo, al liberar y democratizar Irak se logra el objetivo.

Oportunidad y prioridades

En realidad, antes que Irak había que atacar a los ayatollahs en Irán, porque es un enemigo mucho más fuerte y peligroso que lo que era Saddam. Irán apoya y subsidia a Hezbollah y Hamas, aparte de que también ayuda a Al-Qaeda (a pesar de que los ayatollahs y Al-Qaeda son enemigos entre sí, por ser unos chiíes y los otros sunníes, que fíjate que esta religión de paz es tan de paz que entre ellos mismos quieren matarse, pero están dispuestos a hacer una tregua hasta tanto nos hayan sometido o decapitado a todos los infieles). Ahora están obviamente desarrollando la bomba, y cuidado que la tienen ya, aunque en este caso su arsenal sería todavía muy pequeño para sus propósitos, pero están trabajando en ello.

Razones equivocadas

Cuando EUA soltó las 2 bombas en Hiroshima y Nagasaki, lo hicieron simplemente alegando necesidad de victoria. Después de todo, Japón inició la guerra, no EUA. Y la razón por la que se libró la guerra fue para acabar con la amenaza imperialista japonesa. No fue para "liberar a los japoneses." Pero hoy día con el postmodernismo en boga, en que el endilgarle a EUA la culpa de todos los males del mundo, desde la contaminación ambiental, pasando por la pobreza en África, y hasta del terrorismo islámico, en que los mismos liberales norteamericanos odian a EUA y a Occidente, en que se preocupan más de un cuco de calentamiento global antropogénico que en la inminente amenaza del islamismo... en ese mundo postmodernista y de Hesperofobia (odio a Occidente), todo lo que EUA hace es malo.

Hesperofobia y la moda de culpar a los americanos primero

Sólo hay que ver cuántos medios occidentales se han hecho eco de lamentaciones por la ejecución del bonachón de Saddam, pero no se molestan en decir nada cuando en Irán ejecutan niñas de 16 años por tener sexo premarital. Ni dicen nada de que en Arabia Saudita le corten la mano a los ladrones (Ley del Talión en pleno Siglo XXI), ni que decapiten a los apóstatas, ni de que esté prohibido a los infieles ir a Mecca o Medina. No dicen ni pío sobre esas violaciones de derechos humanos, pero en tanto ahorcan al angelito de Saddam, hacen la alharaca de que EUA está asesinando gente (a pesar de que no fue EUA quien juzgó ni sentenció a Saddam Hussein, ni ejecutó la sentencia).

En ese contexto es que tenemos a EUA tratando tímidamente de justificar con razones absurdas, lo que se justifica fácilmente con la doctrina de la guerra justa. Cualquier país que esconda, proteja, financie o de cualquier manera facilite el trabajo de terroristas enemigos de EUA, sufrirá las consecuencias, es la única justificación que se necesita, que basta y sobra.

Mientras EUA continúe tratando de justificar la guerra en Irak (que ya acabó hace rato) y la guerra al terrorismo con argumentos inseguros como estos, continuará la retirada moral de nuestro querido Occidente frente a la amenaza islámica. Hasta que vuelva a ocurrir uno o varios atentados terroristas islámicos en suelo norteamericano que causen miles de muertes, y entonces entiendan que el enemigo es real.

Frente a la amenaza soviética del comunismo, sólo se le pudo ganar y derrotarlo definitivamente cuando en Occidente hubo líderes seguros de la superioridad moral propia frente al totalitarismo, y estuvieron dispuestos a decirlo sin tapujos. La Guerra Fría sólo se ganó cuando tuvimos a los tres grandes Juan Pablo II, Margaret Thatcher y Ronald Reagan denunciando que el totalitarismo era maligno, y no meramente otro modo de vida. Es lo mismo que necesitamos para que la gente en Occidente entienda que el afán imperialista islámico (el objetivo de conquistar todo el mundo para el Islam, mandado por el propio Mahoma en el Corán) es maligno, y no meramente otro modo de vida.

Ahorcar mujeres por salir a la calle sin burka, o por tener sexo premarital, o por casarse con alguien distinto del elegido por la familia de la novia, y decapitar personas por el "delito" de apostasía, no son simplemente "otra forma de ver las cosas", sino que son prácticas malignas porque atentan contra la libertad y dignidad humana. Una ideología que manda a cometer estos actos de barbarie, es maligna y como tal debe combatírsele. Cuando tengamos en Occidente líderes que entiendan esto y estén dispuestos a decirlo sin tapujos, volveremos a ganar una guerra contra el totalitarismo, así como se ganó la II Guerra Mundial, y luego la Guerra Fría. Pero no antes de eso.

Etiquetas: , ,

1 Comments:

At 19:18, Anonymous Anónimo said...

Muy interesante tu visión. Es bueno leer esto en medio de tanto odio a Occidente. Definitivamente te agrego a mis links.

Y la hipocresía de hablar de DDHH cuando en el Oriente Medio las mujeres son simples objetos, y no existe ni un ápice de libertad es la peor calaña.

 

Publicar un comentario

<< Home