jueves, octubre 05, 2006

El señorito satisfecho europeo y su ingenuidad frente al Islam

La disposición reflejada en este editorial del diario Independent de Inglaterra para apaciguar la agresión islamofascista es impresionante y preocupante. Hay algo en particular que observo.

En una parte, haciendo referencia al discurso del Papa en Regensburg cuando citó al emperador bizantino Manuel II Paleólogo, el editorial señala:

"The Pope has not helped here. Though he has apologised for not distancing himself from the 'evil and inhuman' quote he has not resiled from the substance of his Regensburg address. In it he insisted that, thanks to the influence of Greek philosophy, there was no conflict between faith and reason at the core of Christianity. The Christian God is incapable of actions which are not good: hence He could never endorse the use of violence to spread religion. In Islam, by contrast, he said, God is not bound by any human categories, even that of reason, which is why Islam sees no contradiction on spreading religion by the sword.

To back his argument he selectively drew on Christian theologians who endorsed his view, niftily omitting those like Tertullian or Calvin who leaned towards the 'God beyond reason' view."
Esto refleja que el problema en Europa es realmente grave. Se trata del desconocimiento de la historia. Los europeos no entienden el problema del Islam porque hoy día, en lugar de aprender la historia como es, aprenden la historia leída hacia atrás, es decir, ven el pasado en función de los esquemas del presente.

En su referencia a Calvino el autor ya está cometiendo un error imperdonable para cualquier europeo. El error consiste en ignorar el hecho que la Iglesia Católica no comparte la doctrina de Calvino, y que durante la mayor parte de la historia de la cristiandad, ésta era lo mismo que la Iglesia Católica Romana. Es únicamente luego de la Reforma que Cristianismo e Iglesia Católica Romana dejan de ser términos intercambiables.

Lo anterior tiene una trascendencia enorme. Al europeo de hoy le es difícil entender que la civilización que los nutre es inseparable históricamente de, al decir de Hilaire Belloc, "la fe". Como decía él, Europa es la Fe, y la Fe es Europa, son inseparables históricamente. Al europeo de hoy, criado en la época de la Europa multicultural, con múltiples nacionalidades y carente de una identidad común, no le resulta fácil comprender que la civilización de la razón, la libertad de expresión, la libertad para la investigación científica, no son una casualidad. Que los derechos que da por sentados, no lo son. Que tales derechos sólo los damos por sentados en nuestra civilización porque ésta se ha desarrollado con una ideología determinada, que tiene principalmente tres elementos igual de importantes: la razón helénica, la res pública romana, y el universalismo judeocristiano.

Es muy relevante hoy día lo que decía Hilaire Belloc, en sentido que la crisis de identidad del europeo moderno, su falta de entendimiento de la historia de Europa como un fenómeno irremediablemente ligado al Cristianismo, es lo que lo lleva mirar los fenómenos de nuestra época sin poder entenderlos plenamente. Al ver los hechos como cosas aisladas con su visión desconexa de la historia cristiana de Europa, no puede entender que la contradicción con el Islam no es algo meramente coyuntural. De allí que se lleva la mano a la cabeza y se rasca preguntándose a qué será que se debe la tendencia violenta del Islam, y entonces sale con explicaciones como que ésta se debe a que Occidente no comprende al Islam, o que es una reacción al sionismo.

Si tan sólo tuviera un mejor sentido de historia, ese europeo sabría que el Islam jamás ha sido amistoso con Occidente. Que la yihad no es nada nuevo al Islam, sino parte esencial de éste. Que el Islam no comparte el carácter universalista de nuestra ideología, sino que es eminentemente tribal.

En corto, que el Islam y su ideología de sumisión total, determinismo y tribalismo, es la negación de lo que Occidente representa.

2 Comments:

At 14:54, Blogger Francisco J. Ibero said...

El editorialista no entiende algunas cosas:
1)Es irrelevante hablar de Tertuliano porque es sólo uno entre cientos.En todo caso,sería una excepción.
2.Si Dios se hizo hombre,ya no hay una transcendencia absoluta de Dios como en el Islam.
3)Cuando la transcendencia es absoluta,teóricamente no se puede decir nada sobre Dios,lo que lleva paradójicamente a que se pueda decir cualquier cosa.
Por supuesto,no se puede pedir a un europeo que no se interesa y no cree que se pueda alcanzar nada parecido a la verdad que trate de entender nociones como estas.

 
At 00:43, Blogger MagnusGodmunsson said...

Está bien, estamos de acuerdo que el islam es una superchería intolerante, como toda religión. Pero ¿por quê tengo que creer que los defensores de "occidente"(sea lo que sea) son los Hêroes iluminados que nos vienen a salvar de los Malos? ¿Por quê no puedo estar en contra de los dos? Creer que los dos son caras del colectivismo.

 

Publicar un comentario

<< Home