viernes, septiembre 01, 2006

Los rusos dicen que no a las sanciones económicas contra Irán

Irán ha dejado transcurrir el plazo (vencido ayer 31 de agosto) para suspender su enriquecimiento de uranio, a ser utilizado en la construcción de la "tormenta" que borrará a Israel del mapa.

Los rusos han indicado que cualquier discusión de sanciones económicas contra Irán es un "dead end". No voy a traducir porque se pierde el doble sentido.

Y los ministros de la vieja Europa, han mostrado posiciones muy firmes y enérgicas como ésta:

- "Lamento fuertemente la insuficiente respuesta de Irán. Creemos posible continuar con el diálogo pero es importante que la comunidad internacional muestre a Irán la necesidad de cambiar de postura." - Dominique de Villepin.

Así se dice Dominique. Qué se han creído esos ayatollahs. Creer que pueden desoír así por así las observaciones de la comunidad internacional. Que quede claro que cualquier régimen tiránico que desoiga a la comunidad internacional será tratado con la amenaza de más diálogo. Y si en esa continuación de los diálogos los iraníes siguen haciendo lo que les da la gana, pues que se atengan a las consecuencias, que obviamente serán más expresiones de lamento, sólo que la próxima será, en vez de "lamentamos fuertemente", un "lamentamos extraordinariamente", acompañado de la muy intimidante amenaza de "más diálogos." ¡A ver si así aprenden! En estos momentos seguro están orinándose en los pantalones esos ayatollahs.