miércoles, septiembre 20, 2006

¿Cómo no se me había ocurrido antes?

Todo el alboroto por los miles de cristianos y animistas "borrados" en Sudán en el genocidio que está teniendo lugar allí desde hace años, no es por otra cosa que para satisfacer intereses de esos sionistas de siempre.

Es lo que dice el Presidente de Sudán.

Esos malvados sionistas... Caramba, pretender interferir en los asuntos internos de un Estado soberano... Es que eso no tiene nombre. Toda persona razonable sabe que mientras que dentro de las sagradas fronteras de un Estado todo se vale y nadie se puede meter. Lo que importa no son las personas, sino la soberanía. Es decir, el Estado por sobre los seres humanos. Muy especialmente si esas personas son infieles, claro.

1 Comments:

At 07:52, Blogger MarcosKtulu said...

Al-Jaím todavía no contestás si EEUU, aunque ahora agrego Israel) tendría que atacar Sudán.

 

Publicar un comentario

<< Home