martes, agosto 22, 2006

Irán no echará para atrás en su plan nuclear

No es ninguna sorpresa. Yo no creo que alguien con los pies puestos sobre la tierra en Occidente esperaba otra cosa de los ayatollahs. Lo que me duele es enterarme de la reacción de Bush. Éste instó a la ONU a responder "con fuerza", y dijo que "debe haber consecuencias si la gente desafía al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y trabajaremos con la gente del Consejo de Seguridad para alcanzar dicho objetivo."

¿Qué hará la ONU? ¿Cuáles serán las "consecuencias"? ¿Una Resolución más? ¿Una "fuerza" como la multinacional dispuesta por la Resolución 1701 para patrullar el Líbano? ¿Acaso la Liga de las Naciones sirvió de algo para impedir el rearme alemán nazi y la II Guerra Mundial? ¿Es que acaso es necesario que Ahmadinejad se deje el bigote en forma de mostacho para que los gobiernos occidentales se den cuenta de cuáles son sus intenciones, y de que el continuar con esta Liga de las Naciones, eh, perdón, Organización de Naciones Unidas (no sé por qué será que me la paso confundiéndolas) sólo seguirá dando más tiempo para que los ayatollahs obtengan la Bomba?

Como dice André Glucksmann en Occidente contra Occidente:


"[p.61] Los devotos del Consejo de Seguridad y de la legitimidad internacional se preocupan poco por las llamadas a la realidad; defienden a quienes están a favor sin tener en cuenta a quienes están en contra. Creen. A la ONU, que elevan a tribunal supremo, no la pintan tal cual es, sino tal y como ellos quisieran que fuese. ¿Se les objeta las debilidades de una fuerza de paz cuyos cascos azules dejaron, y más de una vez, a la población civil a merced del cuchillo de los degolladores? Nuestros devotos no ven más que la necesidad de reforzar una institución (de la tercera edad) aún balbuciente. ¿Se inquieta alguien por las incoherencias, contraverdades y perfidias [p.62] que conducen a confiar la defensa de los Derechos Humanos a una comisión en la que imponen la ley los predadores que los patean en su casa? Nuestros fieles de la Santa Carta asienten, sonríen con aire astuto y suspiran que nadie es perfecto en este mundo, que hay que esperar que Libia se enmiende; con créditos dobles, ahogados bajo los halagos, esos extraños pájaros que entran como terroristas en la casa de cristal se metamorfosean rápidamente como palomas blancas. La ONU es Dulcinea del Toboso. Mientras que el incrédulo no distingue más que a una vaquera, don Quijote se empeña en ver lo que cree sin creer lo que ve, la dama de sus pensamientos se adorna de todas las cualidades y él atraviesa los campos para defenderla. A su paso, el manifestante por la paz recorre la calle o milita en rápidas cruzadas a favor de la única instancia terrestre que lleva a cabo la transmutación de los tanques en carretas y de los Kalashnikov en biberones." (mis negritas)

1 Comments:

At 17:10, Blogger Francisco J. Ibero said...

El domingo publicaré un post sobre un danés que afirma,con datos bastante convincentes,que Irán ya tiene armas nucleares desde hace varios años.

 

Publicar un comentario

<< Home