jueves, agosto 10, 2006

El paraíso inglés de los delincuentes: los ciudadanos decentes están desarmados


¿Sorpresa? Para los incautos solamente. En 1997 el gobierno Laborista inició una política de desarme de la población civil. Los delincuentes ahora saben que sus víctimas están desarmadas: el sueño dorado de los delincuentes.

Entretanto, cualquier burócrata de alto rango tiene guardaespaldas pagados por los contribuyentes, y esos guardaespaldas sí llevan arma de fuego. Verá usted: todo tipo de socialismo termina en que aunque todos los hombres son iguales, algunos son más iguales que otros.