martes, agosto 08, 2006

El indoctrinamiento chavista en las escuelas

Reproduzco esta noticia reportada en La Crónica de México:

El régimen chavista está formando “brigadas revolucionarias infantiles”, y el plan se inscribe dentro del proceso de reforma a la educación en Venezuela. El propio Aristóbulo Istúriz, ministro de Educación declaraba el 28 de julio: “Sí estoy politizando la educación, y que?”.

En el marco del III Congreso Pedagógico Nacional, el funcionario declaraba ante miles de educadores que “para cambiar el actual modelo de educación es necesario tener un piso ideológico y político, pues sin política no hay pedagogía y sin ellas no hay educación”.

El Proyecto Nacional de Educación, alentado por Chávez y ejecutado por Istúriz, pretende adoctrinar a las nuevas generaciones sobre la revolución bolivariana, sobre la fórmula de unificar a Sudamérica como un bloque comunista que luche contra el “imperialismo”.

“Ustedes son adoctrinadores del proceso revolucionario (…) Nosotros tenemos que inculcar nuestra doctrina comunista desde las escuelas, hablarles sin temores a nuestros muchachos de socialismo, igualdad y justicia, con los principios que Bolívar nos dejó como herencia”, declaró el funcionario en esa ocasión.

Aristóbulo Istúriz ha venido presidiendo actos con niños y adolescentes escolares disfrazados de rojo, o bien con trajes militares y la mítica boina colorada que acostumbra el teniente coronel Chávez. Algunos de ellos recitan de memoria discursos con vergonzosas expresiones de culto a la personalidad del presidente.

Alerta. Aníbal Romero, profesor de ciencia política de la Universidad Simón Bolívar denuncia que el ministro de Educación, otrora guerrillero urbano con varios secuestros en su haber, “está a la cabeza de un proyecto de control político y adoctrinamiento ideológico que incluye el más amplio y costoso convenio internacional que en torno al tema educativo haya concretado jamás un gobierno venezolano”.

El convenio firmado con Cuba abre las puertas para que el régimen castrista se ocupe de formar y capacitar a miles de docentes venezolanos en todos los planos del sistema educativo nacional, proporcionando además “ayuda técnica” y servicios no especificados a partir de la escuela primaria y hasta niveles de postgrado.

“Todo será pagado por Venezuela básicamente con la entrega de petróleo ‘a precios especiales’, y ya han comenzado las denuncias sobre la reventa de los hidrocarburos venezolanos a precios de mercado por parte de Cuba”, señala el profesor.

El ministerio de Educación venezolano ya está promocionando un masivo concurso escolar destinado a promover la admiración de los jóvenes por la figura del Che Guevara. Una enciclopedia escolar para la escuela primaria, distribuida por el gobierno exalta al terrorista venezolano conocido como Carlos, “el Chacal”, así como los esfuerzos de Chávez para liberarle de su prisión en Francia y extraditarle a Venezuela.

Hay otros esfuerzos abiertos, en los que los maestros “revolucionarios” solicitan a los niños que ejecuten como tarea censos en sus vecindarios, dirigidos a averiguar las simpatías políticas de las personas.

Todavía el gobierno de Chávez no ha convertido en leyes sus planes de control y adoctrinamiento educativos, pero el proyecto de “cambio” avanza de forma gradual.

Motivos. El ministro propone un sistema educativo basado en la teoría pedagógica: “El Estado es quien debe formar ciudadanos de acuerdo con su teoría política, de acuerdo a su visión de República”.

“Istúriz se está divorciando de la Constitución que aprobó años atrás, porque pretende que se implante como oficial una ideología política en nuestro sistema educativo”, agrega.

La Constitución establece la prohibición implícita de que la educación se convierta en canal de difusión privilegiada de cualquier doctrina o ideología, de cualquier “ismo”. En el artículo 102 se recalca, en cambio, que ella debe estar “fundamentada en el respeto a todas las corrientes del pensamiento”.

El argumento de los detractores de este giro radical al sistema educativo venezolano advierten que la construcción del Socialismo del Siglo XXI avanza en Venezuela hacia el abismo al que se han dirigido todos los socialismos, y para tener una mayoría de siervos voluntarios que parados ante el abismo, den un paso al frente al grito de ¡ordene comandante! requiere un control completo y eficiente del sistema educativo como herramienta de ideologización socialista.


El lavado de cerebro avanza en el país secuestrado por el gorila Chávez.

Hat tip: The American Thinker

2 Comments:

At 16:56, Blogger El dador said...

Realmente abyecto. No doy crédito. Suerte desde España.

Y pásese por Letradura.

 
At 16:56, Blogger El dador said...

Por cierto, he hecho a una referencia a este post desde mi blog, Letradura.

 

Publicar un comentario

<< Home