miércoles, julio 12, 2006

Los daneses de nuevo

El Ministro de Relaciones Exteriores de Dinamarca, Per Stig Moller, da en el clavo sobre el peligro del totalitarismo islámico.

"He notado que algunos dicen que los extremistas son sólo una minoría, que no tienen el poder que los Nazis y los comunistas tuvieron en su momento. No obstante, esto es tomar el peligro muy a la ligera. El Comunismo inició con unos cuantos lunáticos jugando al ajedrez en Zürich, y los nazis eran un puñado de idiotas bebiendo cerveza en los bares de Münich. Uno nunca debe subestimar un movimiento totalitarista cuando se está formando."

"El Islamismo quiere crear una sociedad ortodoxa basada en el Corán, correspondiendo a la ideología comunista de la sociedad sin clases y la dictadura del proletariado, y a la ideología nazi de una sociedad aria basada en la biología."

"Los islamistas fanáticos son igual de totalitarios en su forma de pensar. Sólo hay que mirar los casos del Talibán en Afghanistán y otros lugares donde están en el poder. Allí todos son forzados a vivir en unificación y entonces los libros, películas y música son prohibidos."

Esto me recuerda a Winston Churchill, que era el "loquito" en Europa que denunciaba, cual paranoico, el peligro del nazismo. Hasta que de repente la gente dejó de considerarlo un loco.

Hat tip: Gates of Vienna