jueves, mayo 11, 2006

Ahora resulta que los maniquíes en las tiendas son "muy delgados"

En Inglaterra, un grupo de activistas de esos que quieren proteger a las personas de sí mismos, y que están obsesionados con las cosas que a una persona sensata le parecen sumamente triviales, ahora ha decidido reclamar que los maniquíes en las vitrinas de tiendas de ropa sean de complexión más "normal", es decir, "no tan flacas."

Ellos presumen que usted y yo somos unos débiles mentales (como ellos sí deben serlo, para considerarse impelidos a incurrir en trastornos de alimentación cada vez que ven un maniquí de esos) que no podemos elegir por nosotros mismos. Así que ahora resulta que usted y yo, y las cadenas de tiendas de ropa y demás empresas de la industria de la moda, somos los culpables de que estas personas sufran depresión por no verse como las superflacas modelos de pasarela europeas.

Give me a break!