martes, abril 25, 2006

La burocracia del Estado Niñera golpea otra vez

En Inglaterra un grupo de padres de familia que planeaban celebrar ayer el Día de San Jorge con un tradicional desayuno inglés con huevos fritos, tuvo que resignarse a suspender el evento porque fueron advertidos a última hora por las autoridades locales que ellos no tenían las instalaciones adecuadas, ni el entrenamiento requerido, para preparar alimentos ricos en proteínas. Es decir, padres y madres de familia que hacen huevos a diario en sus casas, según la burocracia no saben preparar huevos fritos si no han recibido un entrenamiento aprobado por el Estado Niñera. La actividad tenía como propósito recaudar fondos para la escuela local.

¿Ven? Es otra “falla del mercado”. Por eso es que necesitamos un Estado grande y poderoso, porque no podemos confiar en que padres de familia preparen unos huevos fritos. Ahora me he quedado atónito, pues yo en mi casa me preparo huevos revueltos casi a diario para el desayuno, ¡y no se me había ocurrido detenerme a pensar que no tengo un diploma que diga que puedo hacerlo!