martes, marzo 07, 2006

Los vouchers son estatismo solapado en la educación

He conversado muchas veces con amigos libertarios sobre el sistema de educación y varios se sorprenden cuando menciono que me opongo al sistema de los vales (vouchers) escolares, por el cual el Estado continúa financiando las escuelas, aunque no las administra.

Este sistema, propuesto por Milton Friedman y muy defendido por personas en Estados Unidos, lejos de ser un sistema libertario y de libre mercado, es uno que a largo plazo (y ni tan largo), nos llevará al totalitarismo completo (perdón por la redundancia, la tentación de incurrir en ella fue irresistible) en la educación.

Mientras haya colegios privados que estén realmente separados del Estado, al menos los padres tendrán una opción de enviar a sus hijos a colegios que sirvan para algo. Pero con el sistema de vouchers, es ingenuo pensar que habrá un verdadero sistema de escuelas privadas. Más bien eso lleva a un sistema en que los particulares tienen la titularidad meramente nominal de la escuela, pero es el Estado el que determina hasta el menor detalle de qué se enseña y cómo en tales escuelas, además de todas las imposiciones sobre igualitarismo, multiculturalismo, y similares.

Recordar el conocido refrán "el que paga la fiesta decide la orquesta."

1 Comments:

At 16:02, Blogger Francisco J. Ibero said...

Coincido contigo.Los vouchers son
una mejora marginal.Incluso las escuelas privadas con curriculum establecido por el Estado dejan bastante que desear.Obviamente se aprende más y mejor lo que el Estado quiere pero no lo que los padres y alumnos quieren.Para una educación libre se requieren al menos dos cosas:1)Escuelas de propiedad totalmente privada y 2)Libertad total para establecer curriculum.Es la única forma para
que cada quien escoja la educación
que desee.

 

Publicar un comentario

<< Home