martes, marzo 07, 2006

La verdadera amenaza contra la libertad de expresión en Occidente no viene del Islam, sino del mismo Occidente.

He aquí un excelente artículo que comenta cómo Occidente se contradice cuando defiende la libertad de expresión sobre las caricaturas, pero persigue y castiga legalmente ciertas expresiones "políticamente incorrectas."

En realidad, todas esas leyes de "hate speech" son una caja de pandora. Por allí se comienza, primero para prohibir las expresiones que ofenden a casi todo el mundo. Luego, viene lo que ofende sólo a ciertos grupos en particular (como ya está sucediendo con las prosecuciones penales contra expresiones críticas de la homosexualidad, etc.), y por último, sólo nos permitirán decir aquello que estemos obligados a decir.

Es el camino trillado del totalitarismo en todas las épocas y lugares. El Hombre no aprende bien sus lecciones históricas...

1 Comments:

At 15:49, Blogger Francisco J. Ibero said...

Totalmente de acuerdo.Por algo "La
rabia y el orgullo" de Oriana Fallaci es ante todo una diatriba contra Occidente y secundariamente
contra el Islam.Pero fueron muy pocos los que se dieron cuenta.

 

Publicar un comentario

<< Home