martes, marzo 14, 2006

El gobierno turco pide a los europeos prohibir la difamación de todas las religiones

Lo que he venido advirtiendo, en sentido que los islamofanáticos se agarrarían de las leyes existentes en varios países europeos, orwellianamente llamadas leyes contra el “hate speech” o “expresión de odio”, que criminalizan la expresión de ciertas ideas declaradas incorrectas por el establishment (como ejemplos está el afirmar que el Holocausto nunca existió - recordar el juicio y condena a prisión por un tribunal austríaco, al lunático David Irving, quien ha escrito libros negando el Holocausto), ya se está dando.

El gobierno de Turquía (país que desde hace mucho tiempo ha mostrado sus ansias de ser admitido a la Unión Europea), ha indicado que los países europeos deberían enmendar sus respectivas legislaciones a fin de prohibir la “difamación” de todas las religiones.

Esto viene de recientes declaraciones de Abdullah Gul, Ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, quien señaló precisamente el doble estándar de las leyes europeas que criminalizan la negación del Holocausto, pero no dicen nada acerca de “blasfemar” contra Mahoma.

Al menos su colega holandés ha desdeñado esa propuesta como superflua. Lamentablemente no puedo ser muy optimista, porque a diferencia de los holandeses, creo que los franceses y alemanes, así como probablemente los austríacos, sí tendrán oídos más receptivos para esta locura.

Realmente espero equivocarme.

Lea la noticia (tomada de The Telegraph).